+57 320 5192442 - M. Fernanda Lozano Psicóloga Clínica

El lenguaje humano tiene dos componentes importantes: El verbal y el no verbal. Aunque la expresión a través de palabras es muy importante, se comunica más con gestos que con palabras. Los estudios en este sentido afirman que de manera verbal se comunica el 30% del mensaje y el restante 70%, se comunica de manera no verbal, con movimientos, gestos, miradas, etc.

Gestos masculinos de coquetería

Como los machos de todas las especies, el hombre se comporta con coquetería cuando se acerca a una mujer: Se llevará una mano a la garganta para arreglarse la corbata, si no usa corbata puede que alise el cuello de su camisa, se quite alguna mota imaginaria de polvo del hombro, o se arregle los gemelos, las camisa, la chaqueta o cualquier otra prenda. También es posible que se pase la mano por el cabello.

El despliegue sexual más agresivo es adoptar la postura con los pulgares en el cinturón, que destaca la zona genital. También puede girar el cuerpo hacia la mujer y desplazar un pie hacia ella, emplear la mirada íntima y sostener la mirada durante una fracción de segundo más de lo normal. Si realmente está interesado se le dilatarán las pupilas.

Con frecuencia adoptará la postura de las manos en las caderas para destacar su dimensión física y demostrar que está listo para entrar en acción. Si está sentado o apoyado contra una pared, puede ocurrir que abra las piernas o las estire para destacar la región genital.

Gestos de coquetería femenina

Las mujeres usan algunos de los gestos de coquetería de los hombres como tocarse el cabello, alisar la ropa, colocar una mano o ambas atrás de las caderas, dirigir el cuerpo y un pie hacia el hombre, las largas miradas íntimas y un intenso contacto visual.

coquetería, hombres, mujeres

Tips para saber cuando un hombre o una mujer está interesado en tí por sus gestos

La excitación les dilata las pupilas y les enciende las mejillas.

Se sacude la cabeza para echar el cabello hacia atrás o apartarlo de la cara, hasta las mujeres con pelo corto usan este gesto.

La mujer interesada en un hombre exhibirá, poco a poco la piel suave y lisa de las muñecas al compañero en potencia. Hace mucho tiempo que se considera la zona de las muñecas como una zona de alto erotismo. Las palmas también se exhiben al hombre mientras se habla. Las mujeres que fuman, exhibe su muñeca y su palma al hacerlo.

Al caminar la mujer acentúa la ondulación de las caderas para destacar la zona pelviana. Algunos de los gestos femeninos más sutiles, se han usado incluso para hacer publicidades y vender productos y servicios.

Las miradas de reojo: Con los párpados un poco bajos la mujer sostiene suficientemente la mirada del hombre como para que éste se de cuenta de la situación: luego ella desvía la mirada. Esta forma de mirar proporciona la sensación seductora de espiar y ser espiado.

La boca entreabierta y los labios húmedos: Los labios puede humedecerse con saliva o cosméticos, la mujer adquiere así un aspecto que invita a la sexualidad.

Los gestos del cruce de piernas femenino:

Las mujeres utilizan diversas posiciones básicas del cruce de piernas para comunicar la atracción sexual:

Señalar con la rodilla: En esta posición una pierna se dobla debajo de la otra y con la rodilla de la pierna cruzada, se señala a la persona que ha despertado el interés. Es una postura muy relajada que quita resta formalidad a la conversación y en la que se exponen un poco los muslos.

Acariciar el zapato: Esta postura también es relajada y tiene un efecto fálico al meterse y sacarse el pie del zapato. Algunos hombres se excitan con esto.

Otras señales que usan las mujeres son: cruzar y descruzar las piernas con lentitud frente al hombre, acariciándose suavemente los muslos: indican así el deseo de ser tocadas. A menudo se acompaña este gesto con un tono de voz bajo o grave.