+57 320 5192442 - M. Fernanda Lozano Psicóloga Clínica

Servicios para Empresas

Alto rendimiento / Toma de decisiones / Asertividad / Cero Absentismo / Aumento de creatividad / Equilibrio de horarios laborales / Satisfacción laboral .

Tarifas especiales para empresas…

La salud física y emocional de los trabajadores, continúa siendo una preocupación constante de las empresas. No obstante, las exigentes demandas del medio y la alta competitividad laboral, están generando innumerables trastornos en los trabajadores. Con mucha frecuencia, las personas que laboran en las áreas médicas, y aquellos que trabajan de cara al cliente, sufren diversos trastornos debido al estrés que generan este tipo de posiciones.

Sinembargo el estrés laboral, la falta de conocentración, el insomnio y otras disfuniones, no solamente afectan a las personas que trabajan en posiciones de servicio, sino también a aquellos que ocupan cargos en los cuales deben velar y responder por los resultados de gestión, financieros y de competitividad de sus empresas.

Pedir ayuda siempre será la mejor y más inteligente alternativa, para lograr el equilibrio esperado entre las exigencias del trabajo y la vida cotidiana.

Síndrome de Burnout (Síndrome del trabajador desgastado)

Es un trastorno emocional que está vinculado con el ámbito laboral, el estrés causado por el trabajo y el estilo de vida del empleado. Este síndrome puede tener consecuencias muy graves, tanto a nivel físico como psicológico.

Los síntomas más comunes son depresión y ansiedad, motivos de la gran mayoría de las bajas laborales.

Las principales manifestaciones de este síndrome son: Sentimiento de agotamiento, fracaso e impotencia, baja autoestima, poca realización personal, estado permanente de nerviosismo, dificultad para concentrarse, comportamientos agresivos, dolor de cabeza, taquicardia, insomnio, bajo rendimiento, aburrimiento, impaciencia, irritabilidad y comunicación deficiente

El tratamiento del burnout va dirigido al aumento de la percepción de control, el incremento de la autoeficacia personal y a la mejora de la autoestima. Las técnicas más eficaces son de orientación cognitivo-conductual. Desde este tipo de intervención se trabajan técnicas de afrontamiento del estrés, reestructuración cognitiva (mejora en el estilo de pensamiento) y ensayo conductual ante las circunstancias negativas. Estas técnicas permiten al paciente aumentar su nivel de resiliencia y mejorar la gestión emocional.

 

Abuso de sustancias Psicoactivas

Cuando se habla de drogodependencia, hablamos de un consumo periódico de una sustancia. No obstante existen también las llamadas “adicciones sin drogas”, como por ejemplo el juego patológico o el deseo por comprar compulsivamente (oniomanía). En general en las dependencias se puede observar:

Un deseo dominante por consumir una sustancia o realizar determinada actividad, utilizando cualquier medio. Tendencia a aumentar el momento de consumo o de actividad. Se produce una dependencia física y generalmente psíquica, apareciendo síndrome de abstinencia cuando se retira el consumo. Se presentan fectos negativos para la persona que consume la droga y para su entorno.

La terapia cognitiva conductual suele consistir en una serie de estrategias concebidas para mejorar el autocontrol. Las técnicas específicas incluyen la exploración de las consecuencias positivas y negativas del uso continuado, el auto-monitoreo para reconocer la compulsión por la sustancia o actividad en una etapa temprana y para identificar situaciones de alto riesgo para su uso, y la elaboración de estrategias para afrontar y evitar las situaciones de alto riesgo y el deseo por reincidir. Un elemento central de este tratamiento es anticipar posibles problemas y ayudar a los pacientes a desarrollar estrategias de afrontamiento eficaces.

¿Tienes alguna pregunta?